La formación del coste

Contabilidad General y Contabilidad de Costes: Diferentes necesidades de información

En el seno de la unidad económica de producción se da una transformación de calores, es decir, la empresa dispone de unos recursos (o medios) que sacrifica, emplea o consume para obtener unos productos terminados o servicios que saca al mercado. La realización de esta actividad productiva da lugar a unos datos que se deben analizar, interpretar y registrar, utilizando un sistema informativo contable.

La información que genera la empresa y las necesidades de los usuarios externos y de la dirección de la empresa

Con los datos contables que genera la actividad de la empresa, ésta debe atender diversos objetivos.

Por una parte, tiene que atender las necesidades de información de los usuarios externos, objetivo que cumplirá a través de la llamada Contabilidad General. Para ello debe presentar un determinado tipo de datos contables y de una manera determinada, es decir, de una manera normalizada (en el caso español cumpliendo las normas del PGC) con la finalidad de permitir la comparación en el tiempo y con otras empresas.

Estos datos contables, que necesitan los usuarios externos, normalmente tienen su correspondencia y provienen de las empresas con el exterior y constituyen al contenido de la llamada Contabilidad General, Financiera, Legal o Contabilidad del Movimiento externo de valores.

Por otra parte, debe atender las necesidades de información de la dirección de la empresa, actividad que llevará a cabo con ayuda de la Contabilidad de Costes. La duración necesita utilizar los datos contables que generan las operaciones internas de la empresa o cadena de valor desde que entra una materia prima (coste de compra) hasta que sale el producto terminado (coste final), para poder abordad con eficacia la planificación y control de su actividad productiva. Estos datos contables, generados por las operaciones internas de la empresa constituyen el contenido de la llamada Contabilidad Interna, de Coste, de Gestión, Directiva… o Contabilidad del Movimiento Interno de Valores

La Relación entre la Contabilidad General y la Contabilidad de Costes

En conclusión, la Dirección de la empresa debe disponer tanto de los documentos contables del movimiento externo de valores como de los datos contables del movimiento interno de valores: la General y la de Coste. La primera es una contabilidad legal, mientras que la segunda es una contabilidad económica, cuyas relaciones son:

Diagrama1 La formación del coste

Del Concepto del gasto al concepto de coste

Para llegar al concepto del coste se parte del concepto de gasto de contabilidad general. Las cargas incorporables han de:

  • estar recogidas en el grupo VI del PGC
  • depender directamente de la explotación normal y corriente (gastos de explotación y gastos financieros), y
  • tener el carácter de habitual

y el importe por el que se incorporan dichas cargas al proceso de contabilidad de costes será el que corresponda a su utilización efectiva.

Etapa del cálculo de los costes

La empresa es un ámbito de transformación de valores. Este proceso de transformación sigue una sucesión lógica que, para el caso más simple de una empresa industrial podemos decir que se compone de tres grandes fases:

  • Aprovisionamiento de materias primas
  • Fabricación de productos terminados, y
  • Comercialización de los productos terminados

A cada una de estas etapas corresponde una categoría de costes:

  • Coste de Compra a nivel de aprovisionamiento
  • Coste de Producción a nivel de fabricación, y
  • Coste de Venta a nivel de comercialización

El Coste de Compra está constituido por el conjunto de cargas incorporables al cálculo del coste del aprovisionamiento hasta su puesta en el almacén, y comprende:

  • cargas directas: Importe de la factura o de la compra, más los gastos accesorios.
  • cargas indirectas: Que haya que repartir entre distintos tipos de compra.

El Coste de Producción está constituido por el conjunto de cargas incorporables correspondientes a la obtención de un producto hasta su almacenamiento, y comprende:

  • cargas directas: consumo de materias primas y cargas del personal que trabaja directamente para el producto (llamada mano de obra directa)
  • cargas indirectas: que haya que repartir entre los distintos tipos de producción

El Coste de Venta está constituido por el conjunto de cargas incorporables correspondientes a la comercialización de un producto, y que comprende:

  • cargas directas: comisiones a los vendedores, gastos de envío a los clientes…
  • cargas indirectas: las cargas incorporables por el funcionamiento de los servicios comerciales y de publicidad, nómina de los vendedores, amortización de inmovilizado, suministros…

Por último, el coste final es la suma del coste de producción a los productos vendidos más el coste de venta correspondiente a dichos productos vendidos.

Este coste final así calculado es el que se contrapone a los ingresos del producto para obtener los resultados.

El Inventario Contable Permanente

Frente al inventario de contabilidad general que se hace de manera "intermitente", la contabilidad de costes necesita llevar un inventario contable permanente. Este procedimiento contable para tratar las existencias, permite saber a la empresa e n todo momento cuáles han sido los movimientos (entradas o salidas) en cantidades y en valor de las distintas tipo de existencia y cuál es su saldo en una fecha determinada.

Los elementos inventariables a que hacen referencia las cuentas de inventario contable permanente, son de la más variada naturaleza: el fuel para la calefacción, los envases, los residuos de fabricación, tornillos para las maquinas, productos terminados… constituyen una lista de cosas heterogéneas. Por esa heterogeneidad no tendrá en sí mucha importancia si no lleva aparejada otra heterogeneidad, relevante desde el punto de viste de la contabilidad de costes.

Efectivamente, los elementos inventariables de que venimos hablando desempeñan una función radicalmente distinta en el proceso productivo: las materias primas y otros aprovisionamientos son elementos que deben pasar por el proceso productivo, mientas que los productos terminados ya han salido de él. Aquellos son inputs del proceso, éstos son outputs del mismo proceso.

Pata trabajar y simplificar esta heterogeneidad podemos distinguir dos tipos de existencia o inventarios:

  • Aquellos que normalmente se van a incorporar al proceso productivo (v.gr. materias primas, materiales para el consumo y reposición) o reincorporar al mismo (v.gr. residuos aprovechables, productos defectuosos a tratar de nuevo, productos en cursos, y semiterminados…)
  • Aquellos que provienen del proceso productivo y están destinados al mercado exterior de productos o venta, v.gr. productos terminados, residuos y productos defectuosos que no se incorporan al proceso, sino que salen del almacén al mercado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>