Funciones de la Hacienda Pública

En este tema estudiaremos la paradoja de que en la mayoría de las sociedades actuales, autodenominadas “economías de mercado” o “economías libres”, según sus contabilidades nacionales, la relación entre la actividad económica privada y la pública, respecto al total nacional, suele rondar el 50%

La razón última de esta situación deriva del hecho de que el mercado competitivo, la propiedad privada de los medios de producción y la libre iniciativa individual, por sí solos, son insuficientes en satisfacer las grandes aspiraciones que tiene planteadas la sociedad, que según R. Musgrave, se pueden dividir en 3 categorías, las cuales son las 3 funciones de la Hacienda Pública:

  1. La asignación óptima de los recursos.
  2. La distribución equitativa de la renta
  3. El crecimiento económico estable.

Asignación óptima de los recursos

Según la Teoría Económica, es posible que el mercado o sistema de precios alcance el óptimo en la asignación de los recursos dados unos requisitos, de entre los cuales caben destacar:

  • Relativos al mercado
      • No existen barreras de entrada / salida
      • Hay información perfecta
  • Relativos a los agentes que en el intervienen
      • Demandantes y oferentes son precio aceptantes
      • Funciones de utilidad / producción independientes
      • Comportamiento racional: Maximización de beneficio / utilidad
      • Respeto a las preferencias individuales
  • Relativos a los bienes y servicios intercambiados
      • Homogéneos
      • Perfectamente divisibles
      • Susceptibles de apropiación exclusiva mediante precio
      • Son de consumo rival (de oferta no conjunta)
      • Total ausencia de efectos externos

Cumpliéndose estos requisitos de competencia perfecta y que la producción tenga rendimientos constantes o decrecientes, es decir, que tenga una estructura creciente de sus costes, se llega al óptimo produciéndose el “vaciado de los mercados”

En caso de incumplirse alguno de los requisitos se llegará a una situación diferente a la óptima.

Necesidades sociales y bienes públicos

Son necesidades sociales las que son satisfechas por bienes y servicios públicos, es decir, aquellos cuya producción total cifra el consumo que tanto todos como cada uno hacen de los mismos.

Características:

  • Forman parte del esquema de preferencias del consumidor.
  • No rivalidad de consumo en los bienes y servicios públicos que las satisfacen
  • No aplicabilidad del principio de exclusión a los bienes y servicios públicos que las satisfacen.

Ejemplos de bienes y servicios públicos:

  • Servicios de ley y orden: Servicios judiciales, policía, instituciones penitenciarias…
  • Defensa nacional
  • Servicios exteriores: Embajadas, consulados…

La razón de una intervención pública en la provisión de estos bienes y servicios, es que dadas las características de estos, en un mercado de competencia perfecta, no encontrarían oferentes.

Tipos de bienes y servicios públicos:

  • Puros o Polares: Aquellos en los que la no rivalidad y la no aplicabilidad del principio de exclusión son absolutos y afectan a todo el ámbito territorial del estado.
  • Mixtos: Aquellos donde concurren estas características de forma parcial o sólo una de ellas.

Efectos externos

pigou thumb Funciones de la Hacienda Pública Concepto aportado por el economista británico Arthur Cecil Pigou.

Surge un efecto externo o externalidad cuando se produce una interdependencia entre las funciones de consumo y/o producción de los distintos agentes que intervienen en el mercado del bien que se esté considerado, lo cual, supone un incumplimiento al requisito de independencia de las funciones para la asignación óptima de los recursos.

Los efectos externos pueden ser positivos o negativos, y según sean estos, hablaremos de externalidades positivas o negativas.

En presencia de bienes y servicios que generan efectos externos, el mercado en equilibrio es ineficiente por lo que es necesaria una intervención pública correctora. No obstante, hoy día, estas consideraciones no son aceptadas unánimemente por la comunidad académica.

Necesidades preferentes e indeseables

Son aquellas que se satisfacen con bienes y servicios que generan efectos externos. Según generen externalidades positivas o negativas se hablará de necesidades preferentes o indeseables.

Ejemplos de bienes y servicios generadores de externalidades:

  • Positivas: Educación, Sanidad
  • Negativas: Tabaco, Alcohol

El sector público se ve forzado en intervenir en su provisión ya sea incentivando su producción y animando a su consumo o constriñendo su consumo, vulnerando, sea cual sea el caso, el respeto a las preferencias individuales.

Argumentos que justifican esta intromisión:

  • Ignorancia y/o irracionalidad de los consumidores
  • Especial y fuerte presencia de externalidades
  • Importancia estratégica de estos bienes y servicios en las políticas de redistribución de renta y riqueza. A partir de este argumento, se define el concepto de bienes preferentes o tutelares.

Argumento de oposición

  • La intromisión en las preferencias individuales en una democracia es un paternalismo fuera de lugar.

Estructura de costes de la empresa y asignación óptima

La condición de equilibrio en competencia perfecta es que el precio sea igual al coste marginal.

Si se consideran rendimientos a escala crecientes o constantes, el criterio quicklatex.com 7f2c8ed1dd85c159876a64877ddc39e5 l3 Funciones de la Hacienda Pública daría una producción cuyo precio de mercado es inferior a su coste unitario. Esta situación normalmente se da en aquellas producciones industriales que requieren un gran volumen de inversiones iniciales.

Esta situación no es compatible con la competencia perfecta y da lugar al denominado “monopolio natural”.

A pesar de ello, la provisión de este tipo de bienes y servicios, por lo general básicos y de consumo obligado, queda a merced de un monopolio de oferta, lo que desde un punto de vista social es inaceptable.

De esta forma se justifican las intervenciones públicas en la búsqueda de la asignación socialmente óptima, concretándose de forma directa en empresas públicas y de forma indirecta con regulaciones y precios intervenidos.

Distribución equitativa de la renta

Formas de entender la distribución de renta

La distribución de la renta es un fenómeno socioeconómico que puede ser estudiado desde múltiples y muy diferentes perspectivas.

  • Distribución personal: Considerar como se divide la renta entre las diferentes personas que integran el colectivo social del sistema.
  • Distribución funcional.
  • Distribución territorial.
  • Distribuciones intra/intergeneracionales.

Aquí se va a considerar la distribución de la renta desde una perspectiva personal.

La distribución de la renta ¿es sólo un problema económico?

Considerando la renta desde una perspectiva personal, suscita la idea de que la distribución personal de la renta como resultado del libre mercado es por completo inaceptable desde el punto de vista social.

Sin embargo, hay que tener presente que el mercado no fue concebido para la consecución del objetivo justicia en la distribución, por lo que no se le puede atribuir responsabilidad al respecto.

El mercado autorregulable adjudica la renta exclusivamente entre aquéllos que evidencian capacidad productiva, lo que no tiene nada que ver con conceptos tales como justicia, equidad, igualdad…

El sector público, aun con criterios de actuación adicionales (coacción y ausencia de lucro), tampoco será capaz de alcanzar una distribución personal de la renta y la riqueza justa, porque tal objetivo solo puede ser definido en términos bastante ambiguos, entrañando siempre un juicio de valor previo, debido a la coincidencia de tres facetas distintas (Ética, Política y Económica)

Actuaciones redistributivas del sector público

La política distributiva debe instrumentalizarse mediante un cuadro de intervenciones que sea capaz de incidir en las múltiples y diversas causas que condicionan a la distribución de renta que se quiere modificar. Esto implica que la tarea de redistribución de la renta ha de acometerse mediante intervenciones presupuestarias (las que nos conciernen aquí) y no presupuestarias.

Tipos de intervenciones redistributivas de carácter presupuestario:

  • Referidas al orden de los gastos públicos, afectan de dos maneras:
    • Directamente, a través de las transferencias dirigidas a segmentos de población beneficiarios.
    • Indirectamente, alterando los precios relativos (financiando mediante transferencias a los agentes productores), de aquellos bienes y servicios que repercuten en la distribución final de la renta. (P.ej: Educación y salud)
  • Referidas al orden de ingresos: Se incluyen todas las actuaciones tributarias. Generan una mayor tensión social y controversias entre teóricos.

Crecimiento económico estable

Es la función de la hacienda pública, resultado de la suma de dos sub-funciones distintas pero interrelacionadas entre sí:

  • Asegurar que las principales variables macroeconómicas del sistema mantengan niveles estables
  • Contribuir a la consecución de tasas de crecimiento económico que permitan aumentar el bienestar social.

Es el contexto en el que J.M.Keynes plantea y desarrolla su Teoría General, proponiendo utilizar los programas de ingresos y gastos públicos como elementos compensatorios de las oscilaciones en la actividad económica privada a fin de asegurar un nivel de ocupación del sistema elevado y estable. Para ello se prescriben unas reglas básicas de actuación, que resumiendo:

  • Si prevalece el paro forzoso, ha de incrementarse la demanda agregada.
  • Si prevalece la inflación, ha de reducirse la demanda agregada
  • Si hay pleno empleo y estabilidad en los precios, se trata de mantener el nivel agregado de gasto monetario a precios corrientes.

Esta función se entendió necesaria a raíz de la crisis económica de 1929, su mayor interés fue debido a las inestabilidades y tensiones inflacionistas tras la Segunda Guerra Mundial y cayó en descrédito por la crisis energética de los setenta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>