La intervención pública en las economías de Mercado

El modelo de competencia perfecta se sitúa como punto de referencia ideal. Cuando no se cumplen algunos de sus supuestos iniciales se llega a los modelos de competencia imperfecta, y a pesar de que estos casos son más reales, se estudian como anomalías del modelo básico. Y la razón es que el modelo de competencia perfecta favorece la eficiencia técnica y la eficiencia asignativa, produciendo con la menor cantidad de recursos posible y asignado los recusos disponibles a los usos más productivos.

La eficiencia en el modelo de competencia perfecta

En una economía competitiva los consumidores demandarán un bien hasta que su beneficio marginal se iguale a su coste marginal, que para ellos es el precio del producto y los productores aumentarán su producción hasta que su beneficio marginal se iguale a su coste marginal que coincide también con el precio de producto.

El equilibro será aquel en el que se igualen los beneficios marginales de los consumidores y el de los productores, gráficamente coincide con el punto de corte de las curvas de oferta y demanda.

Si a ese precio de equilibro se consumiese y se produjese una cantidad menor, los consumidores estarían incentivados a consumir más pero los productores producirían menos, esta diferencia reflejaría una pérdida de eficiencia repartida en lo que se conoce como excedente del consumidor y excedente del productor. Algo parecido ocurre en el caso contrario, cuando la cantidad producida y consumida es superior a la del equilibrio, produciéndose en este caso una pérdida directa.

En el equilibro se maximizan los excendentes y en consecuencia la eficiencia y el bienestar social. Previamente deben haberse aceptado dos supuestos adicionales:

  • El beneficio marginal para el conjunto de la sociedad coincide con el beneficio marginal privado de los consumidores.
  • El coste marginal para la sociedad en su conjunto es igual al coste marginal privado de los productores.

En estas condiciones podemos decir que el equilibro del mercado competitivo se produce cuando coinciden el beneficio marginal social y el coste marginal social, y cualquier desviación producirá una perdida de eficiencia y en consecuencia una pérdida de bienestar para el conjunto de la sociedad.

Para valorar el bienestar social se recurre al concepto de óptimo de Pareto como criterio normativo.

  • Asignación Pareto-óptima: Cuando no es posible mejorar el bienestar de ningún individuo sin perjudicar al menos a otro.
  • Asignación Pareto-subóptima:
    • Pareto-superior / Pareto-domina: Una situación A domina o es superior a otra B cuando al pasar de B a A al menos un individuo mejora su bienestar y no se reduce el de nadie.
    • Pareto-inferior / Pareto-dominada: Una situación B es inferior o dominada por A cuando en B al menos una persona está peor y ninguna está mejor que en A.

El primer teorema de la economía del bienestar afirma que todo equilibrio competitivo es un óptimo de Pareto.

En síntesis, cuando los beneficios sociales y privados coinciden y los costes sociales y privados son iguales, el resultado es una producción eficiente para el conjunto de la sociedad, es decir, la “mano invisible” de Adam Smith funciona. Desde esta perspectiva, los resultados ineficientes o subóptimos se producirían cuando el estado interviene con regulaciones, defendiéndose la doctrina del laissez faire.

Sin embargo, la realidad es que el resultado no es tan positivo como predice la teoría y nada garantiza que la solución competitiva sea mejor que las producidas por otros medios. Además, en presencia de “fallos del mercado”, una economía que siga los principios del “laissez faire” funcionará ineficientemente y una ponderada intervención estatal puede mejorar el bienestar social en vez de empeorarlo.

La intervención pública en la economía

Suponiendo el funcionamiento perfecto del modelo competitvo, para garantizar el correcto funcionamiento de la sociedad, debe considerarse una intervención mínima en cuatro áreas (Legislativa, Policial, Judicial y Defensa)

  • Actividad legislativa para establecer mecanismos para asignar derechos.
  • Actividad coercitiva y policial para proteger a los titulares de estos derechos.
  • Actividad judicial para hacer valer estos derechos.
  • Actividad política y de defensa para proteger los derechos privados o públicos contra las agresiones del exterior.
  • Otras tareas fundamentales como la obtención de fondos a través de impuestos.

Esta es la intervención minimalista que diseñó Adam Smith y han defendido los seguidores del laissez faire y del liberalismo económico.

Los fallos de mercado

Cuando no se cumplen algunas de las dos condiciones básicas para que un mercado sea de competencia perfecta (BMg=PCMg=P) o de las condiciones para que una economía compuesta de mercados competivos asegure el máximo de bienestar social (BMgS=BMg y CMgS=CMg) se producen los habituales fallos de mercado, es decir, situaciones en las que el resultado de las interacciones a través del mecanismo competitivo son subóptimas.

Poder de mercado

Se define como la capacidad individual de influir sobre el precio. Esta ligado a estructuras de mercado de competencia imperfecta como monopolios, monopsonios y oligopolios.

  • BMg > P: Algunos compradores individuales tienen influencia sobre el precio, lo reducen por debajo del equilibrio y consiguen beneficios extraordinarios.
  • P > CMg : Algunos vendedores individuales tienen influencia sobre el precio, lo fijan por encima del equilibrio y obtienen también beneficios extraordinarios.

Cuando estas situaciones reducen el bienestar social deben ser corregidas.

Presencia de externalidades

  • BMgS > BMg : La compra de un bien por parte de un individuo beneficia a terceros que no soportan el coste del bien. Es un problema de producción insuficiente de bienes públicos junto a presencia de externalidades positivas. 
  • CMgS > CMg : Externalidades negativas. El productor no es el único que soporta el coste de producción.

Uno de los mayores problemas que impiden el equilibrio competitivo es el incumplimiento de la hipótesis fundamental de información perfecta, es decir, cuando existe incertidumbre, dicho sea de paso es la situación más normal en las relaciones económicas.

Incluso cuando se cumplen todas las condiciones hay otros problemas que impiden que el resultado sea tan beneficioso como lo indicado por la teoría, los más relevantes son los problemas de la distribución de la renta y la inestabilidad de los precios.

Problemas relacionados con la presencia de información imperfecta

  • Información asimétrica:  Implica que algunos individuos “insiders” pueden tener más conocimiento que otros “outsiders” sobre una determinada situacion, y en consecuencia los “outsiders” se resisten a establecer acuerdos con los “insiders” por el riesgo de ser engañados. Un ejemplo clásico es el del mercado de los coches de segunda mano descrito por Akerlof en 1970.  Esta situación impone unos costes de transacción derivados de la búsqueda de información.
  • Riesgo moral (“moral hazard”): Surge cuando determinados acuerdos entre participantes alteran los incentivos de alguno de ellos de forma que aumenta sus preferencias por posiciones de mayor riesgo. Por ejemplo, un seguro de vivienda puede hacer que los usuarios sean menos cuidadosos aumentanto el riesgo de daños.

Los Problemas de la distribución de la renta

Para cada posible distribución de la renta, existe una solución perfectamente competitiva, es decir, que una economía perfectamente competitiva puede producir cualquier óptimo de Pareto por medio de una transferencia de recursos adecuada que no distorsione los precios. Pero, ¿cual es la mejor solución? El criterio de Pareto no responde a este interrogante. Cada situación en particular será mejor para unos individuos que para otros, aunque sean igualmente eficientes para la sociedad en su conjunto.

En conclusión, una economía que sigue el modelo competitivo, produce un equilibrio eficiente compatible con distintas distribuciones de la renta. Se trata de un problema de maximizar el bienestar social sujeto a la restricción de la distribución de la renta que el mismo modelo ha producido. Una mejora de la distribución de la renta podría conseguir un mayor bienestar social, por lo que las distintas políticas que afectan a la distribución de la renta tratan de modificar el resultado producido por el mercado competitivo.

La inestabilidad de los precios

En un mercado competitivo los precios actuan como señales para la oferta y la demanda que provocan respuestas rápidas por parte de los consumidores y los productores para maximizar sus respectivos beneficios marginales, por lo que una rigidez de precios introducida por la interveción pública explicaría resultados ineficientes.

Sin embargo, cuando hay separación temporal entre las decisiones de producción y la llegada de la producción al mercado, el problema puede ser el contrario. Los productores pueden precipitarse estas señales, provocando fuertes oscilaciones en la producción, y consecuentemente en los precios. Por tanto, un mercado competitivo puede producir inestabilidad de precios, con la consiguiente reducción del bienestar social.

Existen dos soluciones al problema de las fluctuaciones de precios, una de carácter público y otra de carácter privado.

  • Solución pública: Políticas de estabilización de rentas
  • Solución privada: Procede de la actuación de los mismos productores y los especuladores, con o sin la ayuda de mercados organizados. La presencia de mercados de futuros facilita que los productores utilicen estimadores más fiables sobre el precio futuro y facilitan también que la participación de los especuladores sea intensa. A veces, la iniciativa privada no es suficiente para impulsar la aparición de mercados organizados, por lo que suele ser necesaria una intervención pública inicial.

Relación entre los bienes públicos y los otros fallos de mercado

El estudio de los bienes públicos engloba la mayoría de los problemas agrupados en los denominados fallos de mercado.

Las externalidades negativas pueden analizarse como “males públicos” que aparecen cuando hay una insuficiente provisión de bienes públicos.

Pueden analizarse también como bienes públicos, la competencia, la equidad en la distribución de la renta, la estabilidad de precios y la provisión de información, ya que su falta o insuficiencia reducen la eficiencia de la economía, y en consecuencia el bienestar social.

El concepto de política económica y los bienes públicos

Segun Kirschen, la política económica es el proceso mediante el cual el Gobierno, a la luz de sus fines políticos últimos, decide sobre la importancia relativa de ciertos objetivos y, cuando es preciso, utiliza instrumentos o cambios institucionales con intención de alcanzar tales objtivos.

Lo político y lo económico tienen un alto grado de interacción en muchos ámbitos.

Puede afirmarse que las políticas públicas, y por tanto, la política económica, tienen como objetivo la provisión de distintos tipos de bienes públicos que no pueden ser producidos por el sistema de mercado, o son producidos en cantidad insuficiente.


Comentarios

La intervención pública en las economías de Mercado — 1 comentario

  1.  
    En el examen de política ECONÓMICA de junio 20013 una de las ppreguntas era cual es la relación entre los conceptos
    Política económica, política pública y bienes públicos ,
    Mi respuesta fue,la política económica económica través de la política monetaria y fiscal proporciona a la política pública los instrumentos necesarios para asegurar la provisión de bienes públicos que debido a los fallos del mercado, este no produce o lo hace de forma insuficiente ,entre ellos los necesarios para el correcto ffuncionamiento del mercado y la economía.

    muy parecida a la explicación que está en esta página que dice que puede afirmarse que las políticas públicas y por tanto la política económica tienen como objetivo la provisión de los distintos tipos de bienes públicos que no produce el sistema de mercado o son producidos en cantidades insuficientes

    Me podría decir alguien si la respuesta es correcta y si no es , cual es la correcta pues no la dieron por válida,y yo no encuentro otra forma de explicarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>