Los problemas de provisión de los bienes públicos

Los fallos del mercado, se traducen en una cantidad no eficiente de producción, derivada del carácter público de algunos bienes cuyo consumo es no rival y no exclusivo, es decir, los fallos del mercado pueden concretarse en una oferta insuficiente de bienes públicos.

En el caso de un bien público impuro, si los consumidores y los productores solo tienen en cuenta sus beneficios y costes privados, el mercado producirá demasiado poco y habría una perdida de eficiencia por no haber internalizado los beneficios externos. P.ej: La restauración de una fachada de un edificio. Análogamente en el caso de un “mal” público o externalidad negativa, una internalización de los costes externos aumentaría el bienestar social. P.ej: La contaminación de una playa por los residuos de una fábrica.

En el caso extremo de los bienes públicos puros, en teoría no existiría un mercado para ellos, por tanto su producción nunca se produciría, a no ser que los posibles beneficiarios se pongan de acuerdo en producirlo.

Los fallos del mercado suponen principalmente que la racionalidad individual no implica la racionalidad colectiva, por lo que se plantea un problema de actuación colectiva de los individuos para maximizar el bienestar colectivo. El marco teórico para analizar los problemas de actuación colectiva es la teoría de la acción colectiva introducida por Olson (1965) y actualizada por Sandler (1992). Un instrumento fundamental utilizado por esta teoría es la teoría de juegos, porque representan las interacciones estrategicas de los individuos en diversas situaciones y un concepto central para entender estas interacciones es el de “free rider”

El problema del “free rider”

El “free rider” es un individuo que disfruta de los beneficios de un bien público sin pagar por ellos. Como no es posible excluir a nadie del disfrute del bien público una vez producido, los que se benefician de el tienen un incentivo para no contribuir a su producción. Esto envía una señal equivocada a los productores, y en consecuencia el bien público no se producirá.

Para la provisión correcta de bienes públicos, los mercados no son efectivos, por lo que hay que recurrir a mecanismos alternativos, destacando la cooperación entre los posibles beneficiarios y si esto falla puede recurrirse a la intervención pública.

Problemas de actuación colectiva

La acción colectiva surge cuando son necesarios los esfuerzos de dos o más individuos para conseguir un resultado. Los problemas de actuación colectiva están típicamente caracterizados por la existencia de una interdependencia entre los participantes.

La teoría de la acción colectiva se fundamenta en la premisa básica de que la racionalidad individual no implica la racionalidad colectiva y se centra en los problemas derivados de los bienes públicos puros, impuros y la presencia de externalidades.

Los fallos del mercado se producen como consecuencia de la actuación independiente de individuos racionales cuando los efectos de sus decisiones son interdependientes o estratégicas. Por tanto, las elecciones colectivas subóptimas se producen en situaciones caracterizadas por un comportamiento estratégico.

Tecnologías de producción de bienes públicos

Son tecnologías de producción de bienes públicos las distintas maneras en las que las acciones individuales se agregan para determinar el nivel de provisión total del bien público.

Tecnología de agregación

La provisión de algunos bienes públicos resulta de la agregación de muchas contribuciones de igual importancia.

Esta tecnología implica que la contribución de un individuo puede ser sustituida por la de cualquier otro. Esta situación puede ser descrita con juegos como el Dilema del Prisionero o el Juego del Cobarde. Esta tecnología suele estar asociada con fallos colectivos y una insuficiente provisión del bien público. La redistribución de renta hacia los miembros más ricos para que garanticen la provisión puede ser ineficaz porque queda compensada con la reducción en las aportaciones de los individuos que han transferido parte de sus recursos, esto se conoce como neutralidad de la distribución de la renta.

Tecnología del agente menos capaz (“weakest link”)

La provisión total del bien público es igual a la menor de las contribuciones individuales, por lo que la cantidad del bien público está limitada por el esfuerzo del agente más débil. Esta tecnología puede representarse por juegos de confianza. Una redistribución de la renta que aumente los recursos de los miembros más pobres del colectivo aumentará el nivel total de provisión del bien público. P.ej: La seguridad de una fortaleza vale tanto como la del punto más flaco para el asalto.

Tecnología del agente más capaz (“best shot”)

La provisión total del bien público es igual a la mayor contribución individual realizada entre los miembros del colectivo. Esta situación puede representarse con juegos de coordinación. La redistribución de renta hacia los miembros con más recursos aumentará la provisión del bien público. P.ej: El descubrimiento de un remedio para eliminar el SIDA.

Otras tecnologías de producción menos extremas

  •  
    • La tecnología de los agentes menos capaces (“weaker link”): La contribución de los individuos con menos recursos tiene un mayor efecto sobre la provisión total del bien público.
    • La tecnología de los agentes más capaces: La contribución mayor es la que más impacto tiene sobre el total, aunque cualquier aportación contribuye.
    • La tecnología de la media ponderada: Las diferentes aportaciones reciben un peso diferente en función de su impacto sobre el total.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>